El blog del Teacher Eduardo publica contenido relacionado con la enseñanza en línea

Teacher Eduardo

Suscripción por Correo

Con tecnología de Blogger.

jueves, 25 de octubre de 2012

El Malentendido


No importa si uno sea alumno o docente, una de las cosas que damos por hecho de una clase de inglés es que habrá juegos y dinámicas en general para que la clase sea divertida. Incluso cuando una clase de inglés se enfoca en el dar cátedra, o que los alumnos estén sentados por largos tiempos, alguien hace la marcada observación de que la clase es aburrida. A todos nos gustan los juegos y actividades dinámicas pero ¿si comprenden nuestros alumnos el porqué de los juegos? o ¿acaso solo quieren el juego para no estar aburridos?

Durante toda nuestra vida escolar (primaria, secundaria, preparatoria y educación superior) aprendemos que el ir a la escuela es cosa seria. La estructura de un salón de clase es muy obvia. Los alumnos se sientan en mesa bancos organizados en filas, el profesor al frente del salón impartiendo cátedra y la actividad principal de los alumnos es recibir información, aprender (memorizar) y completar un examen que valida lo aprendido.

Algo muy diferente sucede cuando el alumno se presenta a una clase de aprendizaje de idioma. Una de las primeras cosas que pide el docente de idiomas es que no se sienten en filas, haciendo equipos en círculo, pares, organizando las sillas en forma de "U" y cualquier otra variante. El docente de idioma está al frente del salón para dar breves instrucciones o dirigir la atención del grupo, pero también camina mucho y se acerca a los equipos de trabajo, monitorea y asiste donde sea necesario. La principal actividad de los alumnos es aprender un idioma meta usando la memorización, asociación, comparación, observación y todas las habilidades mentales que prefiera usar el alumno (estilos de aprendizaje). En concreto, un salón de aprendizaje de idiomas tiene poco parecido con el de la escuela tradicional.

Especulo que dicha disparidad puede causar confusión y malentendido en los alumnos, ya que al llegar al salón de aprendizaje de idiomas, reciben experiencias que no necesariamente saben interpretar cuando suceden de manera frecuente. Me refiero, entonces, a las dinámicas, juegos y rompe hielos que son cosa cotidiana en el salón de aprendizaje de idioma y eventos esporádicos en la escuela tradicional.

Debido a que no existe un claro antecedente, por parte del alumno, para tomar provecho de las dinámicas, juegos y rompe hielos usadas en el aprendizaje de idiomas, con el tiempo se puede llegar a distorsionar el porqué del juego; trasladándose del - "juego para facilitar el aprendizaje" a "juego para no aburrirme".

Ciertamente es labor del docente de idiomas estar recordando a los alumnos el porqué de los juegos, pero al mismo tiempo puede no ser una tarea sencilla cuando ellos no tienen previo conocimiento de hacer dinámicas para aflorar las estrategias y encausar el aprendizaje, haciéndolo así duradero.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario